miércoles, 29 de diciembre de 2010

Los sarrios vuelven al Ori

Los sarrios están recuperando un territorio que ya habían poblado antes, pues existen citas de su presencia en Abodi hasta hace unos 30-40 años. Siglos atrás se extendían incluso hasta la sierra de Aralar, pero la presión cinegética los relegó a las cumbres pirenaicas. Hoy se estima que en suelo navarro hay entre 350 y 500 ejemplares de sarrios, la mayoría de ellos localizados en la reserva de Larra y en Ezkaurre, en el extremo más oriental del Pirineo navarro. Sumados a los grupos de peña Forca, ya en la parte aragonesa, la población supera el millar.

La recuperación y expansión geográfica de esta especie en las dos últimas décadas se apoya en la menor presión cinegética y la creación de reservas de caza. Ya en 2002 se avistaron los primeros grupos de sarrios más allá de Larra, en el entorno de los montes Lakartxela y Otxogorrigañe. Estos lugares han servido a los sarrios de puente para alcanzar el techo salacenco.

Menos efectivos en 2010

La buena noticia, sin embargo, ocurre en un momento en el que se ha registrado una importante merma en el número de individuos de esta especie en Navarra. En dos años se han censado casi la mitad de los ejemplares debido a la enfermedad de la queratoconjuntivitis. Un virus que ataca los lacrimales de los sarrios y que pude derivar en la ceguera y posterior muerte del animal. Según datos del censo realizado por los guardas navarros y aragoneses en Ezkaurre y Larra-Peñaforca (gráfico adjunto) entre 2008 y 2009 se contabilizaron un millar de sarrios menos.

A pesar de este episodio epidémico, en el que suelen sobrevivir los más fuertes, los expertos creen que si se atiende a la evolución de las últimas décadas no es preocupante el estado de conservación del sarrio en el conjunto del Pirineo y, en concreto, en Navarra, donde, a principios de los 90, apenas había un centenar de sarrios.

El sarrio es una especie que en Navarra figura en el catálogo de especies amenazadas, por lo que está prohibida su caza. No obstante, desde hace unos años las asociaciones de cazadores han pedido que se levante dicha restricción y se permita su caza de manera controlada.

La noticia completa en:
http://www.club-caza.com/prensa/prensaver.asp?nid=12738

jueves, 16 de diciembre de 2010

Contra la supuesta peligrosidad de los ofidios españoles

La Asociación Herpetológica Española quiere desmentir nuevamente las noticias sobre la supuesta peligrosidad de los ofidios españoles con motivo de la alarma social en Burguillos (Sevilla). (02/12/2010).

Entre los diversos grupos de animales que producen animadversión y miedo a la población, en primer lugar se encuentran probablemente las serpientes en la región Mediterránea. Pero esta realidad no es motivo para que se manipule la información, tachando las serpientes de grave peligro para la salud pública, un hecho absolutamente falso.

El último caso ha ocurrido recientemente en Burguillos (Sevilla), en el que la aparición de diversos ejemplares de serpientes en el casco urbano del pueblo ha desembocado en un caso de grave alarma social generada por la manipulación informativa, acompañada de carteles alertando de la gravedad del caso debido al “grave peligro para la salud pública” que supone la presencia de los ofidios.





Este y otros ejemplos parecidos mueven a la Asociación Herpetológica Española (AHE), sociedad dedicada al estudio y la conservación de los anfibios y reptiles españoles (www.herpetologica.org), a pronunciarse inequívocamente en los siguientes términos:

1) El desconocimiento de la fauna española y en especial de aquellos animales que no gozan de mucho espacio y tiempo en documentales, programas de información y noticias en los medios de comunicación (p.e. serpientes), puede provocar reacciones de miedo y de agresión en la gente al sentirse amenazada por su presencia . Ante esto, la AHE debe esforzarse aún más para conseguir un mayor conocimiento de la biología y fácil identificación de las especies por parte de la población. Sólo así será posible acabar con “historias” que se transmiten de padres a hijos sobre falsas propiedades de nuestras serpientes españolas como su capacidad para escupir o mamar leche.

2) Nos preocupa que una agrupación política integrada en parte por políticos sensibles a los temas medioambientales “Los Verdes” pueda generar una alarma social en base a informaciones poco veraces y opiniones en absoluto fundamentadas, y que no contribuyen a mejorar la percepción social y tolerancia a estas especies altamente estigmatizadas por creencias trasnochadas. Es especialmente preocupante la edición de un poster que fue repartido por todo el pueblo donde aparecían tres fotografías de serpientes como si se tratara de tres asesinos para los cuales se ponían precio a sus cabezas. Y es aun más preocupante si tenemos en cuenta que difícilmente alguna de estas especies podrá nunca hallarse dentro del casco urbano si no es introducida intencionadamente (el caso de una víbora que aparece).

3) Todas las especies de ofidios están protegidos por la legislación española, y en muchos casos también por la normativa europea, por lo que su muerte intencionada es ilegal y podría conllevar la imposición de multas.

3) Por todo ello, la AHE exige a las autoridades políticas el máximo rigor en la información que transmite para evitar crear alarma social infundada y, mayor temor y odio hacia las serpientes. Esa falta de rigor aumenta la animadversión y miedo, e involuntariamente instiga a que hechos como estos se repitan año tras año, hasta que la última serpiente deje de vivir en nuestros montes y roquedos.

En España hay 14 especies de serpientes. Muchas se encuentran amenazadas y sus poblaciones cada vez más exiguas. La facilidad con que antes era posible ver una culebra en nuestros ríos o montes, ahora se ha convertido en un hecho excepcional. En parte, debemos este alarmante declive a una mezcla de miedo y antipatía para con estos animales que a menudo convierten el encuentro con el ser humano en una muerte segura para la serpiente. Como muchos otros animales, los ofidios no hacen más que huir ante la presencia del ser humano, y es por ello que nuestra mejor respuesta siempre debe ser el respeto y la tranquilidad. En Andalucía solo existe una especie de serpiente peligrosa para el hombre, la víbora hocicuda; pero su presencia en el interior de núcleos urbanos, aunque sean pueblos en la sierra, es absolutamente improbable, como ya hemos comentado. Sí es probable la presencia de otra de las especies que aparece en el cartel, la culebra de herradura. Había una vez que nuestros sabios abuelos, cuando las encontraban las capturaban y soltaban en el entabacado de sus casas; eran conocedores de su carencia de peligrosidad y que depredaban eficazmente sobre ratas y ratones; ojalá la sociedad recupere estas tradiciones, y no divulgue informaciones como la que ha motivado esta nota.

Asociación Herpetológica Española (AHE)

Las lechuzas se quedan sin huecos

El problema desde hace años es que con la restauración no sólo de iglesias sino también de casas rurales o edificios viejos, o la desaparición de las cuadras de ganado, la lechuza se queda sin refugios. «Tradicionalmente, se han instalado en edificios que tuvieran fácil acceso a través de los tejados, cubiertas o muros, y les proporcionaran tranquilidad. La restauración de muchos de estos edificios conlleva el cierre de huecos y aberturas. De esta forma, las parejas tienen que buscar otro lugar donde vivir, donde posiblemente sean más vulnerables frente a predadores o frente al acoso humano»
La noticia completa en:
http://www.gara.net:80/paperezkoa/20101216/238088/es/las/lechuzas/se/quedan/sin/huecos/

Conferencia mundial de la OIE sobre Fauna Salvaje. Febrero 2011.

En este enlace está disponible el programa:
http://www.oie.int/esp/E_WILDCONF/programme.htm

viernes, 10 de diciembre de 2010

Y los murciélagos guiaron a las gentes a las cuevas...

Cuenta la leyenda que hace miles de años, las gentes de Euskal Herria se asustaron por un cometa que, pensaron, había enviado Aita Urtzi para comunicarles algo. Por temor a Gaueko, el genio maligno de la noche, decidieron refugiarse en cuevas. Pero la repentina oscuridad les impedía dar con ellas y el temor aumentó al empezar a llover piedras del cielo. Por fortuna, Amalur decidió enviar a los murciélagos para que les guiaran hasta las grutas, salvándoles. Desde entonces, los murciélagos salen al anochecer y tienen un don especial para esquivar las piedras. En las cuevas, duermen cabeza abajo, para cuidar a los hombres. Por eso han sido históricamente apreciados y por eso Amalur los bendijo: «Nunca serán alcanzados por piedras que caigan del cielo, ni por saeta alguna, aunque sea arrojada por el mejor cazador».
La noticia completa en:
http://www.gara.net/paperezkoa/20101209/236857/es/Y/los/murcielagos/guiaron/a/las/gentes/a/las/cuevas.../

jueves, 9 de diciembre de 2010

411 Critically Endangered Tortoises Saved from Illegal Wildlife Trade

After several months of waiting, 411 critically endangered tortoises will return to their home country of Madagascar. The radiated (Astrochelys radiata), spider (Pyxis arachnoides) and angulated (Astrochelys yniphora) tortoises were illegally removed from their natural habitat and were en route for sale in public markets in China when they were intercepted by customs officials at the Kuala Lumpur International Airport in Malaysia in July. These rare tortoises sell for thousands of dollars each as exotic pets.
La noticia completa en:
http://www.ifaw.org:80/ifaw_european_union/media_center/press_releases/10_22_2010_68597.php

La sarna del rebeco afecta al 55% de la superficie del Parque Nacional de Picos de Europa, igual que en 2007

Rebeco. La sarna sarcóptica, que tiene especial incidencia en la población de rebeco, afecta a más de la mitad del parque nacional de los Picos de Europa, pero el área de distribución se mantiene estable desde el año 2007. En lo que va de año se han localizado en el interior del Parque 15 ejemplares afectados por esta enfermedad, 14 de ellos muertos. Desde la aparición de la enfermedad en el espacio protegido, en el año 2000, se han localizado 295 rebecos afectados por la sarna, de los cuales 45 estaban muertos. Sólo la zona oriental del Parque permanece libre de sarna, una enfermedad cuya área de distribución en los Picos de Europa es de 35.500 hectáreas; esto es, el 55 por ciento del total. Se han hallado rebecos con sarna en Amieva, Cabrales, Onís, Cangas de Onís, Sajambre, Valdeón y Camaleño. La guardería localizó asimismo este año en Valdeón a una hembra de corzo con lesiones compatibles con esta enfermedad.
La noticia completa en:
http://www.lne.es:80/oriente/2010/12/07/sarna-rebeco-afecta-55-superficie-parque-igual-2007/1004259.html