miércoles, 23 de noviembre de 2011

Un estudio descarta nuevas epidemias en los delfines listados del Mediterráneo al describir el ciclo del virus

Investigadores del Institut Cavanilles de Biodiversitat i Biologia Evolutiva del Parc Científic de la Universitat de València (UV), de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), del Centre de Recerca en Sanitat Animal CRESA (UAB-IRTA) y de la Fundació per a la Conservació i Recuperació d'Animals Marins (CRAM) han descrito una infección crónica del Morbillivirus de delfines (DVM) que afecta a los delfines listados (Stenella coeruleoalba) del Mediterráneo y descartan nuevas epidemias.

Según la investigación, cuyos resultados han sido publicados en el último número de la revista Diseases of Aquatic Organisms, las mortandades puntuales de esta especie de cetáceo registradas tras la epidemia de 2006-07 a lo largo de las costas valencianas, catalanas y andaluzas se deben a la evolución de una fase crónica de la infección por Morbillivirus y no a nuevas epidemias del virus, ha informado la institución académica en un comunicado.

Los análisis han revelado la existencia de una fase crónica de la infección por Morbillivirus que explica las muertes intermitentes de delfines en los últimos años. "El virus queda latente en algunos delfines que sobreviven a las mortandades masivas. Permanece en estado crónico, restringido en el sistema nervioso, pero no lo pueden transmitir, por este motivo, no se puede hablar de una nueva epidemia", argumenta el catedrático de Zoología de la Universitat de València, Juan Antonio Raga.

Las muertes registradas durante la pasada primavera se corresponden a un aumento de la densidad de población de los delfines y la consiguiente reducción de la protección inmunológica. "Mueren así los ejemplares afectados por epidemias anteriores, como la de 1990 y 2006-2007, que provocaron muertes masivas", ha agregado Raga